Blogia
Güebona bitácora más que peich...

El Cinéfilo

En cartelera: RocknRolla

En cartelera: RocknRolla

Nos llega RocknRolla, la última producción de la filmografía de Guy Ritchie, un director irregular que en este tipo de películas, como ya demostró en Snatch, cerdos y diamantes, se siente especialmente cómodo e inspirado.

 

La película es una serie de historias interconectadas en las que  sus protagonistas van enmarañándose cada vez más en una compleja trama hasta llegar al clímax en un final que, si bien a estas alturas no puedo decir que sea sorprendente, al menos es bastante decente.

 

Como protagonistas encontramos a gente ya habitual del director y a otros nuevos, y entre los nombres que nos encontramos a gente como Gerard Butler, Gemma Arterton, Idris Elba, Geoff Bell, Toby Kebbell, Thandie Newton, David Bark-Jones o Jeremy Piven, y las interpretaciones están a la altura de lo que se espera, así que, dentro de la patética cartelera de estas navidades, recomiendo ver esta película  si quieren pasar un rato entretenido.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

En cartelera: Australia

En cartelera: Australia

Australia es la superproducción protagonizada por Nicole Kidman y Hugh Jackman que a aterrizado en periodo navideño, seguramente porque estamos en un momento donde todo vale y se perdona todo. Pero esto es imperdonable. Lo que a priori parecía una de las películas del año, se ha quedado en un bodrio excesivamente largo donde la historia es simplona y fácil, sin giros argumentales, donde quizás la gente que no sepa nada de historia le sorprenda algunas cosas de las que se relatan, pero que al espectador un poco más cultivado le parecerá superficial. Uno espera algo más de la historia de ese país-continente y no esto. Cuando se enterarán los directores, productores y guionistas que los efectos especiales, los paisajes y los actores con tirón no sirven para nada si la historia que se cuenta no es lo suficientemente buena. Y eso es lo que le pasa a esta cinta, que la historia no está a la altura de lo esperado. Eso sí, si la intención era hacernos dormir, lo han conseguido.

En cartelera: El intercambio

En cartelera: El intercambio

El peso pesado de la cartelera de Navidad en cuanto a calidad, está última producción del multioscarizado Clint Eastwood es sin duda el refugio del que busque buen cine en estas fechas. Y es que la cosa está muy mala, y desde que se acabó la racha de estrenar señores de los anillos hace tiempo que no ponían nada bueno en estas fechas entrañables.

El intercambio (Changeling) se basa en la historia de los asesinatos del gallinero de Wineville y se centra en el caso de Christine Collins y de la desaparición de su hijo Walter, poniendo de manifiesto la corrupción de la policia de Los Angeles y su inoperancia cuando le hacen creer que han encontrado a su hijo y el niño resulta no ser su hijo. El reparto lo encabezan Angelina Jolie y John Malkovich, y su guionista es nada menos que J.Michael Straczynski, creador de la mítica Babylon 5 y guionista de la etapa reciente más famosa del cómic de Spiderman, entre otras cosas, y desde mi punto de vista, es una más que firme candidata, junto al Caballero Oscuro, a los óscar de este año. Sin duda, una de las mejores películas del año que no dejará a nadie indiferente.

En cartelera: Di que sí

En cartelera: Di que sí

Esta navidad está plagada de estrenos, algunos interesantes, otros desechables y otros como esta comedia de Jim Carrey, Di que sí (Yes Man), una película que no va a pasar a la historia pero que cumple su papel, es decir, entreniene y consigue sacar alguna que otra risa con gags a la medida de su histriónico protagonista.

La premisa de la que parte la película es que pasaría si una persona habituada a decir no de repente dijese sí a todo, incluso a lo más disparatado. El resultado son un montón de situaciones cómicas donde el protagonista conoce a la mujer de sus sueños, interpretado por Zooey Deschanel. La película no es de la mejores comedias del actor, aunque mejor que las últimas que ha interpretado e incluso mejor que El número 23, donde sólo se salva la magnífica interpretación de un actor que, mal que les pese a algunos, es uno de los mejores que existen actualmente en Hollywood, aunque aun le falta la película donde se consagre, y con esta última, desde luego, no lo va a conseguir. En fin, habrá que esperar a otro Man on the moon.

En cartelera: Ultimátum a la Tierra

En cartelera: Ultimátum a la Tierra

Hace poco vi Ultimátum a la Tierra y bueno, la verdad, es que para seguir con la tónica, prefería no comentarla siquiera. Y es que, este nuevo remake de Hollywood sigue con la tónica general de todos los remakes actuales. En los 50 y 60, Hollywood hacia remakes de las películas en blanco y negro, muchas de las cuales eran mudas, en el glorioso Technicolor de la época. Así, salieron obras maestras como Ben-Hur o Los diez mandamientos. Y hablando de obras maestras, Ultimátum a la Tierra (The Day the Earth Stood Still), la original, lo era. Y hacerle esto no tiene perdón.

 

La actual película está protagonizada por ese gran actor, cara de palo Keanu Reeves en el papel de Klaatu y cuenta con un plantel de actores francamente interesante, con Jennifer Connelly haciendo el papel de Helen Benson. La historia empieza de forma prácticamente igual que en la película original, pero, a pesar de que la historia francamente es similar, la película se va desdibujando y hace que el espectador, aunque no haya visto el original, se revuelva incómodo del asiento, por puro aburrimiento. Y es que esta revisión del clásico adolece de una falta de ritmo más que significativa, a pesar de que las escenas de acción son más frecuentes y espectaculares que el original. En cuanto a la estética, han intendo emular la esfera y a GORK dándoles un aspecto más moderno, y aunque la esfera no queda del todo mal, Gork no tiene ni la mitad de presencia ni da la sensación de imparable.

Resumiendo, si no se ha visto la película del 51 y no se tiene posibilidad de verla, ya que donde usted vive no tienen DVD’s, ni videos ni nada, entonces vaya a verla, aun a riesgo de dormirse, pero si no, hágase un favor, y si tiene la tentación, vea la original. ¡Klaatu barada nitko!

En cartelera: El rey de la montaña

En cartelera: El rey de la montaña

Normalmente no voy a ver una película española al cine, pero debido a la escasez de títulos interesantes en la cartelera decidí entrar a ver El rey de la montaña, película del 2007 que se estrena ahora aprovechando precisamente esa escasez de títulos rompedores. La película es el tercer largometraje de Gonzalo López-Gallego y cuenta para la ocasión con Leonardo Sbaraglia (Quim) y María Valverde (Bea) como principales protagonistas y viene de varios festivales, por donde pasó discretamente. Y es que El rey de la montaña pasa por ser una película entretenida, que abusa de la cámara temblorosa tan de moda en las actuales producciones, que ya me hacen dudar de la pericia de los actuales cámaras o directores, la verdad. Antes se rodaba sin tanto movimiento, y la acción era más visible y menos mareante. Aunque hay un detalle en la fotografía que me ha gustado en esta película, y es el momento videojuego del final. Para aquellos que la vean o la hayan visto, ya sabrán de que hablo.

 

La película narra las desventuras de Quim, que después de un encuentro sexual con una desconocida (estamos ante una película española, ¿no va ha haber culos y tetas?), esta le roba la cartera y Quim decide seguirla. A partir de ahí, Quim se ve envuelto en una persecución a través de las montañas donde él es la presa. La verdad, si no fuese por la cámara y el absurdo de la escena sexual, estaríamos ante una película bastante buena, con un guión original y una puesta en escena más que correcta, donde incluso las actuaciones son correctas en la mayoría de los casos (aun no entiendo como María Valverde es considerada una buena actriz). Resumiendo, un thriller para pasar el rato, si no hay nada mejor para ver tampoco es una pérdida de dinero.

En cartelera: Che, el argentino

En cartelera: Che, el argentino

Aunque el personaje no me atrae nada, fui a ver Che el argentino, ya que creo que Benicio del Toro es hoy por hoy uno de los mejores actores que podemos ver en las pantallas. Y, la verdad, es que no me ha decepcionado su actuación, no a si la película. La película cumple su cometido, que es mostrar la parte más legendaria del Che, pero desde luego, que la gente no espere ver rigor histórico. Y es que una película narrada de los escritos de Ernesto Guevara (solo los más moderados) no sirve para dar una visión global de los hechos que acaecieron en la revolución cubana. Eso me ha decepcionado de la película, no se, esperaba ver algo más real. A mi no me interesa una película que solo muestre la parte benévola de un personaje, me interesa que muestre el lado oscuro del mismo también. Por eso, y solo por eso, creo que Benicio del Toro, en calidad de productor de la película, se ha equivocado, y de ser un posible candidato al oscar por su actuación se va a quedar solo en una actuación notable pero sin premio de la academia.

 

En cuanto al resto del plantel de la película, Steven Soderbergh, el director del film, ha hecho uso de muchos actores hispanos y algunos europeos, como Franka Potente o Julia Ormond, cumpliendo sobradamente lo requerido interpretativamente de la película. Eso si, el metraje es excesivamente largo para la historia que se cuenta. Por puntuar, le doy un 5.

En cartelera: El tren de las 3:10

En cartelera: El tren de las 3:10

 

Después de una semana de sequía cinéfila, ayer fui a ver una película que la verdad llegaba con más pena que gloria a las carteleras españolas. Y es que El tren de las 3:10 (3:10 to Yuma) es un remake dirigido por James Mangold (Cop Land, Identidad) que se estrenó en EEUU el año pasado e, incomprensiblemente, llega ahora a nuestras pantallas. Y digo incomprensiblemente porque estamos ante un western protagonizado por Christian Bale y Russell Crowe (ganador de un oscar y candidato a otros dos), dos actores con suficiente tirón en nuestro país como para no tener que esperar a unas fechas sin estrenos potentes para programar su proyección. Y es que, además de estos dos actores, tenemos un secundario de lujo como Peter Fonda y el resto de reparto está más que correcto. En fin, misterios de los distribuidores.

 

La película narra la relación entre Dan Evans (Christian Bale), un ranchero empobrecido veterano de la Guerra Civil, y Ben Wade (Russell Crowe), un asesino jefe de una peligrosa banda, a través del viaje a la estación de tren de Contention City, donde el primero escolta al segundo para llevarle a la prisión de Yuma. A partir de este argumento simple, poco a poco se nos van desvelando las diferentes personalidades de los personajes principales y secundarios, viendo que los buenos no son tan buenos y los malos no son tan malos, a través de un western que tiene todos los elementos de las películas clásicas del oeste, con un Crowe que se sale con una magnífica interpretación y un Bale que cumple, aunque aun creo que le falta un poco más de presencia para convertirse en un actor con posibilidades en la carrera de los oscar. Resumiendo y para finalizar, una buena película que gustará a los amantes del western y a los que no.

En cartelera: Hellboy 2, el Ejército Dorado

En cartelera: Hellboy 2, el Ejército Dorado

Ayer asistí al preestreno de Hellboy 2 con bastantes expectativas, después de la refrescante primera parte y viendo lo que había visto de avances. Pero la verdad, me llevé una gran decepción.

Hellboy 2 retoma la historia unos años después de la primera parte, y cuenta con los mismos protagonistas que en la anterior entrega, con la excepción del personaje de John Myers, y con la inclusión de Johann Krauss, personaje que podría haber dado mucho más juego y que queda muy descafeinado. El argumento a grandes rasgos trata de la lucha entre el hombre y los seres mágicos, usando estos últimos un ejército de seres mecánicos indestructible, el Ejército Dorado, que es desactivado al darse cuenta el rey elfo de que el ejército era demasido peligroso para ser controlado. Pacta una tregua con los seres humanos y reparten la corona que permite reactivar y controlar al ejército entre los humanos y los elfos. Pero el príncipe Nuada no está de acuerdo y se exilía, hasta que en la actualidad decide recuperar la corona para reactivar al ejército y acabar con los seres humanos. A priori, la historia tiene buena pinta, ¿verdad?.

Pues no, este Hellboy 2 cuenta con un guión mucho menos trabajado que el anterior, con auténticos momentos aburridos, con otros divertidos y con otros que ni fu ni fa. Es decir, es una película muy descompensada, llevando del infantilismo al lado más tenebroso del cómic de Hellboy, de forma bastante irregular. Se nota que tenían más presupuesto, y por eso han usado muchísimos más efectos especiales, pero muchos efectos especiales no significa mayor calidad, como lo hemos podido comprobar en innumerables títulos. Aún así, es una película que entretiene, aunque ajustadamente. La verdad, menos mal que las entradas eran gratis, ya que hasta la fecha creo que es el peor trabajo de Guillermo del Toro.

 

 

En cartelera: Zohan

En cartelera: Zohan

Zohan es la última incursión de Adam Sandler, actor de método cuya actual capacidad para la comedia es nula. Y es que desde Little Nicky no he visto una película suya que mereciese un segundo visionado. Al principio confundía a Adam Sandler con Ben Stiller, incluso parecía que llevaban unas carreras paralelas, pero cuando Sandler empezó a hacer comedias románticas y para toda la familia entonces perdió toda su chispa, quedando Stiller como auténtico rey de la comedia actual, aunque eso tampoco significa que todo lo que hace Stiller sea gracioso, ni siquiera divertido. Pero es que lo de Sandler tiene delito. Este Zohan es una comedia zafia de humor grueso y casposo, donde todo gira alrededor de la entrepierna del superagente israelí metido a peluquero (el sueño de toda su vida). Los momentos realmente graciosos se cuentan con los dedos de la mano, y no porque el humor sea muy bestia en ocasiones; en eso los americanos jamás llegarán a los niveles ingleses, auténticos reyes del humor negro; sino porque los chistes están muy vistos o son, directamente, malos. Aún así, Zohan logra entretener durante algunas ocasiones lo que hace que el conjunto no sea tan tan malo como se podría esperar solamente por el cartel promocional del film.

En cartelera: Mamma Mia!

En cartelera: Mamma Mia!

Esta película la vi antes que El Caballero Oscuro, pero por causas ajenas a mi no se publicó el artículo antes de la crítica de la película de Batman. Así que, hecha la aclaración, al turrón.

Mamma Mia! es la adaptación al cine del musical de ABBA del mismo nombre, llevado al cine por Phyllida Lloyd y está protagonizado por Meryl Streep, acompañada por  Pierce Brosnan, Colin Firth, Stellan Skarsgård, Amanda Seyfried, Dominic Cooper, Julie Walters y Christine Baranski. La película narra la historia de Sophie (Amanda Seyfried), una chica que vive en una isla griega y que está a punto de casarse con Sky (Dominic Cooper). Donna (Meryl Streep) es su madre y nunca le ha dicho quien era su padre, hasta que Sophie descubre el diario de su madre y se encuentra con tres posibles candidatos: Sam (Pierce Brosnan), Harry (Colin Firth) y Bill (Stellan Skarsgård). Resuelta a descubrir quien es su padre, decide invitar a los candidatos a su boda, sin que su madre lo sepa. A partir de aquí, los malentendidos y los descubrimientos se van dando a ritmo de música de ABBA de forma desenfadada.

Personalmente, y después de haber disfrutado del musical en directo, he de decir que la película se queda coja. Y es que una película debería ser una adaptación del musical, no el musical en si. La película pasa de una situación a otra sin hilvanar a penas la historia, siendo una simple sucesión de números musicales (bastante buenos, eso si), al contrario de otros musicales más recientes, como Hairspray o la magnífica Dreamgirls. Aún así, la película entretiene lo suficiente como para no ser una mala película, aunque la verdad es que podrían haberse esforzado más. Cabe destacar la más que correcta interpretación musical de sus actores (Meryl Streep sabe hacer de todo), con la excepción de Pierce Brosnan, muy forzado siempre que canta (mal). Resumiendo, una película entretenida que no pasará al olimpo del género musical.

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

En cartelera: El caballero oscuro

En cartelera: El caballero oscuro

Superar la magnífica Batman Begins es un reto que se impuso Christopher Nolan al crear este Caballero Oscuro, y lo ha superado con creces. ¿Estamos ante una de las mejores películas de la historia? Sin duda. Y es que, a pesar del largo metraje de la película (152 minutos) no se hace larga, ya que no cuenta con tiempos muertos que hagan decaer el ritmo.

 

La película empieza con la secuencia que pudimos ver hace tiempo como promoción del film, un atraco a un banco de mafiosos perpetrado por el Joker (Heath Ledger), para después presentarnos a un Batman (Christian Bale) asentado ya como el vigilante de Gotham. Luego van saliendo poco a poco el resto de personajes habituales de la saga, Alfred (Michael Caine), James Gordon (Gary Oldman), Lucius (Morgan Freeman) – Inciso: sólo tener a estos tres actores en una película ya da muestras de la calidad de la misma –  Rachel (sustituida por Maggie Gyllenhaal, y ganando en el cambio), a los que se les une, a parte del propio Joker, Harvey Dent (Aaron Eckhart),  Sal Maroni (Eric Roberts),  Anthony Garcia (Nestor Carbonell),  'Gambol' (Michael Jai White) y William Fichtner como el director del banco que atraca el Joker. Mención especial también a la actuación, que no me esperaba, de Cillian Murphy volviendo a interpretar al Espantapájaros, dando continuidad a la saga. Y todos  los actores están a la altura de la película, pero hay uno que destaca por encima de todos, la magnífica interpretación del Joker.

Durante toda la película cualquier aparición del Joker nos produce desasosiego, miedo y risa, muchas veces a la vez, ya que, como en los cómics, a pesar de la locura siempre tiene un plan brillante detrás del caos que va sembrando. El Joker se nos presenta como un auténtico avatar del caos, y como tal actúa. Sin duda, el único punto negativo de la película es la muerte de Heath Ledger, que en otras películas nos hubiese dado más de ese colosal Joker, superior al interpretado por Jack Nicholson. Y es que ahora, además, si a Ledger le dan el oscar (cosa que no me extrañaría) nunca se sabrá si ha sido como homenaje o porque realmente se lo merecía. En fin, es la vida.

En cartelera: Wall·E

En cartelera: Wall·E

 

La verdad es que este año es bastante flojo en cuanto cartelera, pero de vez en cuando nos encontramos con joyas como este Wall·E que no sólo hacen que la cosa mejore sensiblemente, sino que se convierten en una obra maestra. Pixar pocas veces decepciona, la verdad, pero es que esta película supera a otras joyitas como Buscando a Nemo, Toy Story o Los Increíbles.

 

Waste Allocation Load Lifters - Earth o más conocido como Wall·E narra la historia de un pequeño robot encargado del estercolero en el que se ha convertido la Tierra, acompañado sólo por una cucaracha. La primera parte de la película transcurre prácticamente en silencio, mostrándonos como la humanidad ha huido del planeta en un interminable crucero mientras dejaban que los robots de limpieza arreglasen el planeta. Pero han pasado 700 años y sólo queda Wall·E, que sigue una rutina diaria de amontonar basura y recoger pequeños tesoros que luego lleva a su casa. En un determinado momento, llega una nave portando un sofisticado robot, EVA, del cual Wall·E se enamora.

 

A partir de este sencillo argumento la factoría Disney nos va fascinando a través de una simple historia de amor con un mensaje subyacente presente en toda la película: hay que cuidar del planeta activamente, y no dejar que otros hagan el trabajo por ti. En cuanto al aspecto técnico, la animación es la mejor vista hasta la fecha, aunque siendo Pixar no es de extrañar, en ese sentido siempre se superan. Para finalizar, una película imprescindible que gustará a grandes y pequeños.

En cartelera: La momia 3, el retonno

En cartelera: La momia 3, el retonno

 

Primero, mi crítica no va a ser objetiva (o sí, según como se mire), ya que la saga seudo Indiana Jones esta siempre me ha parecido una bazofia. Pero es que esta La Momia: La Tumba del Emperador Dragón es aun peor que las anteriores. Si es que el Rey Escorpión me pareció mejor y todo.

 

Esta secuela vuelve a contar con Brendan Fraser (más George de la Jungla que nunca) como Rick O'Connell, John Hannah como Jonathan Carnahan y las incorporaciones de Luke Ford (¿hijo de los dos? Si parece el hermano de Rick) como Alex O'Connell y Maria Bello sustituyendo a una cabal (por no aceptar el papel) Rachel Weisz como Evelyn Carnahan-O'Connell, a parte de Jet Li (tú antes molabas, Jet Li) como el emperador Han, Michelle Yeoh como Zijuan e Isabella Leong como Lin, y esta dirigida por Rob Cohen (ni le pongo link, malo más que malo) y guionizada por... ¿tiene guión?

 

La castaña va de como se aburre el matrimonio O'Connell después de la guerra, mientras su hijo es rebelde (esto lo he visto como 10 millones de veces) y por eso está en China sacando emperadores enterrados. Pero de repente y sin que nadie se lo espere, al matrimonio le llega el encargo de llevar un diamante a China y ¡oh sorpresa!, se encuentran con el niño descarriado en el lupanar-casino del tío Jonathan, que casualmente tenía el negocio en Shangai. A partir de aquí se suceden situaciones cada cual más "divertida" e "hilarante", todo bien hilvanado con esa "maestría" que luce Rob Cohen para eso de la dirección, hasta llegar a un final que directamente dan ganas de vomitar. Y sólo voy a comentar una cosa más: no se gasten el dinero en ver esto en el cine.

En cartelera: Escondidos en Brujas

En cartelera: Escondidos en Brujas

Bueno, después de tanta mediocridad fílmica, por fin vi la que es, de momento y según varios críticos, la mejor película en lo que va de año (con permiso del segundo Batman de Nolan). Y he de decir que francamente me gustó lo que vi. Escondidos en Brujas es una de esas películas tildadas como "cine de autor" que de vez en cuando salpican la cartelera dándole sentido a ir al cine, aunque, como dice el título, a veces pasan escondidas entre tanta superproducción. Martin McDonagh, el director y guionista de la película, nos propone un argumento sencillo, donde dos hombres, Ken (Brendan Gleeson) y Ray (Colin Farrell), asesinos a sueldo, reciben la orden de su jefe, Harry (Ralph Fiennes), de esconderse en Brujas después de que Ray haya matado por accidente a un niño en Londres. A partir de esta premisa, el director nos va mostrando la personalidad de sus protagonistas, humanizándolos y demostrando que tienen corazón. La película tampoco está exenta de sus pinceladas de humor, la mayoría protagonizadas por Colin Farrell, que interpreta a un inseguro y destructivo asesino con ideas suicidas que odia Brujas de forma magnífica. Francamente, creo que nunca le había visto tan bien en una película, siempre me ha parecido un actor sobrevalorado. Seguiría comentando más cosas, pero como es una buena película mejor que la veáis; no os defraudará. De momento, el mejor estreno del año.

En cartelera: Superagente 86

En cartelera: Superagente 86

Enésimo remake de una serie de éxito de televisión, en este caso de Get Smart o más conocida por aquí como Superagente 86. La serie era una parodia de las películas y series de espías que proliferaban por la época, creada por los geniales Mel Brooks y Buck Henry y protagonizada por Don Adams como Maxwell Smart y Barbara Feldon como la agente 99. ¿Y la película? Pues...

 

La película está protagonizada por Steve Carrell, un actor cuya única incursión buena en el cine ha sido Pequeña Miss Sunshine, haciendo un Maxwell Smart que no recuerda en nada al de la serie, y Anne Hathaway como una 99 medio decente. El resto es un elenco de actores interesante, pero ni siquiera voy a nombrarlos, porque esta película no es para ponerla en el currículum. Este despropósito de adaptación está perpetrado por Peter Segal, y de los guionistas mejor ni hablo. Vamos a ver, si en lugar de Superagente 86 le hubiesen llamado Un agente muy secreto o algún título así, la película tendría un pase como película cómica familiar con un trasfondo de agentes secretos, pero no puedes poner Superagente 86 a una película y que lo único que te recuerde a la serie sea los nombres. Y es que no encontramos un guión basado en gags, es más, aunque Maxwell es torpe, no lo es tanto como en la serie. ¡Si hasta sabe hacer cosas excepcionalmente bien! En fin, no me voy a extender más, el que quiera verla que la vea, pero ese no es el Superagente 86.

En cartelera: Hancock

En cartelera: Hancock

Flojo fin de semana de estrenos, el gran estreno es una película sobre un superhéroe alcohólico, descuidado y mujeriego, a la medida de su protagonista. Hancock es la incursión de Will Smith (John Hancock) en el género superheroico, con un personaje a su medida, un perdedor poderoso que se acaba reformando y convirtiendo en un auténtico héroe.

 

El guión no está basado en ningún cómic o libro, sino es un antiguo guión de Vincent Ngo que llevaba cogiendo polvo desde 1996 y que a visto la luz ahora, en medio de la fiebre superheróica que invade la pantalla grande. Y casi casi mejor que se hubiese quedado cogiendo polvo, la verdad. El argumento es flojo, con un publicista interpretado por Jason Bateman salvado in extremis por el héroe y que decide mejorar la imagen del mismo, y una mujer del publicista interpretada por Charlize Theron que resulta ser lo que no parece. Y, a pesar de que ha estado a punto de no pasar el corte y por tanto merecer que la destripe vilmente, al final logró entretenerme, a pesar del mal hacer de su director, Peter Berg, su fotografía (el cámara con parkinson ataca de nuevo) y su flojo guión. ¿Será que a mi casi todas las películas de superhéroes me acaban gustando de una u otra forma? En fin, como conclusión, una mala película pero que logra entretener, con buenos efectos especiales y con un mal final. A ver si esta semana veo Tropa de élite y Escondidos en Brujas y me quito media espinita.

En cartelera: Kung Fu Panda

En cartelera: Kung Fu Panda

 

Kung Fu Panda es una película de animación de la factoría Spielberg de animación, Dreamworks y dirigida por Mark Osborne (Bob Esponja) y John Stevenson y que cuenta con las voces en la versión original de Jack Black, Angelina Jolie o Jackie Chan entre otros. Aquí, por suerte, no ha sido doblada como otras veces, por estrellas mediáticas con nula idea del doblaje; el único conocido como Po el panda es Florentino Fernández, acostumbrado ya a esto de doblar, haciéndolo francamente bien.

 

La película cuenta como Po, un panda gordinflón y vago, es elegido el Guerrero del Dragón frente a los cinco mejores guerreros del Valle de la Paz, teniendo que enfrentarse a duros entrenamientos y a una lucha final con el malvado Tai Lung. La historia, ya vista muchas veces en este tipo de película, no sorprende ni por su desarrollo ni por su desenlace, siendo la típica historia de superación personal con la moralina de que el poder supremo reside en cada uno si se cree en uno mismo, es decir, nada nuevo. Sin embargo, la animación está a la altura de lo que se espera de Dreamworks y el guión es sencillamente brillante, convirtiendo a esta Kung Fu Panda en una película que provoca risas tanto a niños como a mayores, sin altibajos narrativos, lo que desde mi punto de vista hace que estemos ante un nuevo clásico a la altura de Los Increíbles.

 

Así que, como conclusión, vayan a ver este Kung Fu Panda; no les defraudará.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

En cartelera: Funny Games US

En cartelera: Funny Games US

Posiblemente una de las películas más inquietantes que he visto es este extraño remake de la Funny Games austriaca. Y digo extraño porque está rodado por el mismo director, Michael Haneke,  y si exceptuamos los actores, el resto es plano a plano igual a la versión original de 97, cosa que por otro lado me parece perfecto, ya que la película original ya era redonda; no necesita que le pongan o le quiten nada.

Funny Games nos narra la historia de una familia que de repente se encuentra a merced de dos psicópatas muy educados, recordándonos en no pocos momentos a La Naranja Mecánica. Como en la genial película de Kubrick, la música cobra protagonismo desde la primera escena, mostrándonos unos créditos realmente desasosegantes, mientras vemos a la familia feliz y sonriendo mientras suena un caos musical. A partir de aquí todas, absolutamente todas las escenas provocan al espectador una profunda inquietud que le hace revolverse del asiento una y otra vez, no precisamente por lo que se muestra, ya que el director suprime genialmente las escenas más violentas, sino por todo lo que se intuye. Y aquí hago un inciso para dar un aviso a navegantes: no es Saw, Hostel ni ninguna patraña similar, aquí NO se ve nada; amantes de la casquería abstenerse.

El reparto está encabezado por Naomi Watts como Anne, la amante esposa, Tim Roth es George, padre en la ficción de Georgie, interpretado por Devon Gearhart, y como los educados psicópatas tenemos a Michael Pitt y a Brady Corbet como Paul y Peter (aunque los nombres van cambiando durante el metraje), y le verdad es todo el reparto está especialmente brillante, aunque con Haneke me parece que tampoco es demasiado mérito. Sabe elegir muy bien a los actores y les sabe sacar todo lo que tienen, ya lo vimos con la magnífica La Pianista.

Como conclusión, estamos ante una de las mejores películas del año que sin duda acabaría convirtiéndose en película de culto sino fuera porque ya existe una anterior. Aunque, como el Hulk de Ang Lee, no le gustará a la mayoría del público, que espera ver cosas más normales y donde tengan más el control de lo que va a pasar. Lo mejor, desde mi punto de vista, los absolutamente geniales momentos en los que Paul habla con el espectador e interactúa con la propia película y esa sensación de intranquilidad que te acompaña desde el minuto uno.

En cartelera: El príncipe Caspian

En cartelera: El príncipe Caspian

Esta semana la cartelera está más cargada que las anteriores, y el gran estreno del 4 de julio ha sido la secuela de las Crónicas de Narnia. Si en la primera parte nos encontramos con la historia de los 4 hermanos Pevensie y la liberación de Narnia del dominio de Jadis gracias a Aslan el león, en El Príncipe Caspian nos encontramos con que los hermanos, interpretados por William Moseley, Georgie Henley, Anna Popplewell y Skandar Keynes (Peter, Lucy, Susan y Edmun, respectivamente), son llevados de nuevo a Narnia gracias a que el príncipe Caspian (Ben Barnes) toca el cuerno que Susan llevó cuando fue reina de Narnia.

Los 4 hermanos se encuentran con una Narnia prácticamente destruida por los telmarinos, que en todo momento recuerdan a los españoles (esos cascos, esas máscaras con barbas), gobernados por el príncipe Caspian hasta que el tío de este, Miraz (Sergio Castellito), tiene un hijo de su mujer Prunaprismi (Alicia Borrachero), y decide asesinar a su sobrino. Este sale de allí ayudado por su maestro Cornelius (Vincent Grass) y, tras encontrarse con enanos (llamados nanianos en la película), toca el cuerno, trayendo, como ya he dicho antes, de nuevo a los antiguos reyes de Narnia. Después de ese momento, una serie de aventuras y desventuras harán que los hermanos y el príncipe acaben liberando Narnia del cruel influjo de los españoles, esto, de los telmarinos, con un mogollón de fx por en medio bastante más cuidados que en la primera película. ¿Y el guión? Bueno, mejor hilado que en la primera parte, pero rodado bastante pobremente. ¿Y por qué digo esto? Por que el director copia de manera descarada planos e ideas de otras películas, y a veces no sabes si estás viendo El príncipe Caspian, La princesa prometida, Ivanhoe, 300 o Shreck, y además lo hace en un metraje excesivo; 145 minutos que se hacen largos.

A pesar de todo, no es una mala continuación de la saga, al que le guste la primera le gustará esta y probablemente le gustará la siguiente, esta vez sin los dos hermanos mayores, que ya no dan el pego como niños o adolescentes; sólo hay que ver a Anne Popplewell, bastante más voluptuosa que en la primera película y por eso le hacen ir con unos corsés que la constriñen de mala manera y que le hacen estar todo el tiempo con cara de faltarle la respiración.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres