Blogia
Güebona bitácora más que peich...

Sobre trabajos, entrevistas y tontuna en general

Hoy toca hablar (escribir más bien) de los trabajos, de las entrevistas y de como hacen los procesos de selección.
En estos pocos meses de exilio he realizado muchas entrevistas y he estado en muchos procesos de selección, siendo muy interesantes la mayoría.
Generalmente, las entrevistas las lleva personal de RR.HH (o recursos humanos para los simples mortales), que se suele componer de la fauna más diversa y en muchos casos la más inútil también. Pero vamos al turrón, y voy a categorizar y generalizar a los entrevistadores según mi propia experiencia:

-El Terminator: Normalmente del genero masculino, suele llevar un traje impecable y un corte de pelo impecable. Te hace la entrevista como si fuese un robot, pero un robot con mala leche. Tanto si le gustas como si no te da la impresión de que le has caído como una mierda y que si pudiese sacaría una escopeta y se liaría a tiros con todo aquel que no pasase el corte.

-El Malfollao: También de genero masculino en su mayoría, este es un especimen evolucionado del Terminator. Empieza dándote la mano con desgana, mirándote mal y cuando está repasando tu curriculum pone la misma cara que si tuviese una mierda debajo de la nariz. Luego empieza a preguntarte... mejor dicho, a escupirte las cosas, mirando desdeñosamente alternativamente al curriculum y a ti. Cuando acaba la entrevista si puede ni te da la mano.

-El Soy Guay: Este entrevistador te saluda, te dice que tal has llegado al sitio, se preocupa por ti antes de empezar la entrevista... enfins, un peñazo. Luego lleva la entrevista como una conversación casi casi de colegas, como si te conociese de toda la vida. Estos son los peores, porque todo su buen royo es sólo una máscara para que te descuides, te relajes y ¡zas!, cogerte en un desliz. La experiencia me ha enseñado que tienen más mala leche, te prometen mucho, te hacen creer que el trabajo es tuyo... enfins, cuidadin dadin con estos.

-El Patatín-patatán: Este a veces, en lugar de ser de RRHH, es un empleado o el jefe de la empresa. Normalmente se da mas en las empresas tecnológicas. Más que preguntarte algo concreto, te suelta un rollo sobre la empresa, sobre especificaciones técnicas o sobre el sexo de los ángeles. Estas entrevistas son terribles, sobre todo si la tienes por la mañana prontito o bien después de comer, donde debes hacer esfuerzos para no dormirte.

-El ¿Lo cualo?: Este es raro de encontrar, pero haberlos haylos. Son unos seres (no se si humanos o no) que no saben de que va el trabajo, generalmente de ETT's (ya hablaré de ellas con más profundamente otro momento), que te suelen provocar una risa floja cuando pronuncian potosop (photoshop), vindos (windows) o lindezas semejantes. A estos si eres listo y tienes labia se la puedes meter doblada, hablando con lenguaje técnico, que no siempre tiene porque estar relacionado con la materia de la que se esta hablando. El problema de estos tipos es que a veces se piensan que la informática es como en las películas, y si eres sincero y dices que cierta cosa no se puede hacer te miran como si no tuvieses ni idea (esos zooms de fotos donde no pierden resolución...)

Enfins, mi conclusión es que no tengo conclusión, otro día a escribiré algo acerca de los jefes. Un besito a ellas y que os den a los ellos. Sed felices, happy happy...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres