Blogia
Güebona bitácora más que peich...

Con motivo del Día del Orgullo Friki se hicieron varias actividades a nivel nacional, entre ellas una concentración en la plaza de Callao en Madrid, donde se iba a realizar un comecocos en vivo. Yo me presenté sólo en la plaza y, como llegué pronto y no había nadie, me fui a ver libros y dvd’s al Fnac, para hacer tiempo. En el Fnac  vi algún friki que supuse que hacia tiempo como yo, pero no, algunos de ellos simplemente eran pijos gafapastas con camisetas de Barrio Sesamo y cosas así, que es muy ‘cool’. Enfins, conforme se acercaba la hora de la convocatoria (las 8 de la tarde), me acerqué otra vez a la plaza, y ahora si había más gente, pero la mayoría estaban como tímidos alrededor, como diciendo “si no viene nadie no me acerco”. En ese momento conocí a dos personas, una chica que se llamaba… eeeeeh… este… no me acuerdo, soy muy malo para los nombres  y otro chico que… mmm… tampoco me acuerdo, y empezamos a hablar de lo del día y la falta de organización.

 

Estábamos en ello cuando de repente, por una esquina, llegó Pac-Man (que por cierto, no se porque cojones le llamaron Pac-Man y no el Comecocos, mucho más friki). Esto causo cierto revuelo y, después de unos momentos del Comecocos, los Fantasmas y los organizadores en plan estrellas mediáticas,  el señor Buebo (el organizador) leyó un discurso sobre el origen del Comecocos y las reglas básicas del juego. Una vez leído, empezó la cosa, que fue bastante hilarante, la verdad, sobre todo cuando todo se fue de las manos y empezaron a llegar gente vestida de Indiana Jones, de cowboys, de Hulk Hogan con seguidores (impresionante el espectáculo que montaron, con pelea de wrestling incluida), Darth Vader,  y más y más frikis que se iban uniendo hasta hacer un número que yo creo que era entre 300 y 500 personas en según que momentos. Aunque el mejor momento de la tarde fue cuando llegaron los antidisturbios por un lado y al mismo tiempo llegaban por el otro lado unos Imperiales de Star Wars.

 

Después de disolvernos pacíficamente, la mayoría de los que quedaban allí reunidos siguieron la fiesta en Plaza España, pero yo decidí acercarme a la fiesta que habían montado los de ozu.com, para ver de qué iba la cosa. Cuando llegué al sitio me dio mala espina. Era demasiado pijo. Y, efectivamente, la fiesta estaba llena de pijos disfrazados fans de los 80’s. Y como buena fiesta de pijos, era bastante sosa, así que me fui pronto a casa.

 

Como anécdotas personales, decir que me volví a encontrar con los chicos que había conocido cuando esperaba al Comecocos en la fiesta y coincidieron conmigo en lo de lo pijo de la fiesta, y también nombrar que mi camiseta fue un éxito(lo suelen ser, pero lo de ayer fue exagerado). Era una camiseta con motivos del Monkey Island, y en Callao uno llegó a querer cambiarme su camiseta y 6 euros por mi camiseta (cosa que decline muy amablemente) y después en la fiesta una pareja que iba vestida de una pareja manga pero que a mi me recordaban a Austin Powers también me preguntaron donde la había conseguido, e incluso se hicieron una foto conmigo sólo para que saliese la camiseta. Estos frikis…

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Dececon -

¿Una camiseta de Monkey Island? Eh, que ésa todavía no te la he visto O_O
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres